Lentejas

Como en cualquier otro proyecto, toda tarea ha de ser revisada para ver su estado, alcance y sobre todo, si podemos mejorar algo respecto la toma de decisiones.

En mi anterior artículo, comentaba con mucha emoción mi plan de acción para poder comer de casa sin tener que cocinar a diario. El caso es que funciona, enormemente, el dedicar determinados días del mes a cocinar y como bien dije, congelar las raciones individuales. Pero, ¿cuáles son las siguientes acciones? ¿cómo sabemos qué reponer o no? ¿cómo tener un control de lo que hay disponible? ¿cada cuánto tiempo hay que reponer el frigorífico?.

Dado que la domótica no ha llegado a mi hogar, he creado una tabla de estados para las comidas preparadas, un ejemplo sería el siguiente:

FOOD FROZEN EATEN TO COOK
Canelones 5 3 2
Lentejas 10 2 8


Esta tabla la tengo pegada a mi nevera, de esta forma, cuando saco algo o incluyo un nuevo plato, actualizo mi lista.

Teniendo en cuenta las raciones que hay, y las que se han comido, ¡es posible estimar el día que toca reponer!.

Imagen de http://www.nutricion.pro.

Anuncios