Teniendo en cuenta que a veces cuando vamos a la compra, parece que se va a acabar el mundo y nada puede faltar en casa, te das cuenta de que tienes suministros para meses. En mi caso, prefiero hacer grandes compras cada cierto tiempo y luego, semanalmente, reponer fruta y verdura.

El caso es que, dado que no tengo tiempo para cocinar como me gustaría, quiero saber qué voy a comer durante la semana. Esta planificación la hago siempre el fin de semana, generalmente los sábados por la mañana cuando me siento a desayunar, aunque sí es cierto que a veces lo hago un jueves tras cenar, por si el fin de semana no voy a estar en casa y debo dejarlo todo preparado para la siguiente semana.

Lo que hago es revisar lo que tengo en despensa y congelador, y empiezo a decidir la comida y cena de cada día. Para la comida procuro sacar algo de lo congelado así evito cocinar por las noches, para la cena, siempre ligero, así evito sacar la sartén. Esto lo plasmaba hasta ahora, en un simple cuaderno, dónde escribía cada día de la semana, la comida/cena y luego, dejaba a parte una sección TO BUY, donde recopilo lo que necesito comprar, y otra TO COOK, lo que necesito cocinar para congelar. Ahora he decidido cambiar de formato y usar una de las Weekly Planner de Moleskine, es perfecta en su formato para lo que la necesito:

Moleskine Weekly Planner

En la parte de la izquierda tengo cada día de la semana y en la parte de la derecha, puedo tener mis dos apartados TO BUY, TO COOK. ¡Es genial!.

También debo decir, que gracias a esta organización hay fines de semana que no tengo nada que poner en TO BUY o nada que poner en TO COOK ;).

Anuncios