Visual Control es una metodología basada, como podéis imaginar por su propio nombre, en el control de lo visualizamos. Esta idea se funda teniendo en cuenta que nuestro cerebro tiene dos formas de representar la información: la verbal y la visual. Generalmente, nuestro cerebro tiene mucha más información verbal que visual, casi siempre procesamos textos, mensaje, emails, actas de reuniones, sms, libros; la información visual es algo de lo que carecemos. Esto es muy curioso si tenemos en cuenta que la información visual se asimila por nuestro cerebro con mucha más facilidad que la información verbal.

El Visual Control se divide en tres categorías:

  • Visual Thinking

En este área entra un concepto con el que estamos muy familiarizados y del que hemos oído hablar muchísimas veces, y son los mapas mentales. El objetivo es plasmar de forma visual pensamiento e ideas, que se enlazan entre ellas para cobrar sentido, que al fin y al cabo, ayudan a ordenar nuestra mente.

Mapa mental sobre cuidados de un Bambú

  • Visual Information

En este caso, podemos poner como ejemplo diagramas de flujo, diagramas de secuencia, los mapas Entidad-Relación para representar el modelo de una base de datos, la sucesión de pequeñas tareas que permiten alcanzar un objetivo. El mejor ejemplo que representa este caso sería diagrama del flujo de trabajo de GTD.

GTD Flujo de Trabajo

  • Visual Management

La gestión visual es una de mis favoritas, con ella podemos plasmar de forma visual la información de un proyecto, el estado de sus tareas, un ejemplo de ello son las Scrum Boards.

 

Scrum Task Board

 

Teniendo esto en cuenta, no creéis que deberíamos explotar mucho más la información visual, personalmente soy capaz de acordarme mucho mejor de una imagen, que de las palabras exactas que alguien ha dicho.

Una imagen vale más que mil palabras.

Anuncios